Las muertes del Capitán América

Capitán América copyright Marvel Comics

“El Capitán América es un esclavo de cualquier cosa

que le suceda a EEUU”

Steve Englehart

El Capitán América fue creado por Joe Simon y Jack Kirby y apareció por primera vez en Captain America Comics número 1 fechado en marzo de 1941 (aunque probablemente estuviera a la venta desde enero) publicado por Timely Comics, antecesora de Marvel.

Desde su aparición fue un éxito de ventas y rivalizó en popularidad con Batman y Supermán. El secreto radicaba en su vistoso uniforme diseñado a partir de la bandera estadounidense, la oportunidad del momento en que apareció y su inserción en el contexto histórico. Recordemos que EEUU estaba a punto de involucrarse en la Segunda Guerra Mundial.

En la portada del primer número, el Capitán América golpeaba a Adolf Hitler, (por entonces mucho mejor villano que Lex Luthor), quien era representado como un megalómano bufón, siguiendo el patrón establecido por Chaplin en El Gran Dictador (United Artist 1940).

No todos estuvieron complacidos con la ridiculización de Hitler y los nazis. Por entonces existían en EEUU muchos grupos de apoyo al nacionalsocialismo, así que las amenazas no se hicieron esperar. Al principio creyeron que eran pasajeras, pero después comenzaron a observar personas que vigilaban las oficinas de Timely. Entonces Joe Simon recibió una llamada de Fiorello La Guardia, alcalde de Nueva York, quien le aseguró que la ciudad cuidaría de ellos.

El Capitán América no fue el primer superhéroe patriótico envuelto en la bandera, pues le antecedieron The Shield (MLJ Comics 1940) y el mismísimo Tío Sam (Quality Comics 1940). Incluso no fue el único en tener a Hitler en la portada (Daredevil battles Hitler # 1 1941) y tampoco fue el primer superhéroe con el rango de capitán (Capitán Marvel Whiz Comics # 1 1940 Fawcett Publications). Sin embargo, sí fue el primer superhéroe en combinar todos esos elementos y en mostrar en sus páginas interiores secuencias de acción más dinámicas y verosímiles, gracias a la maestría de su dibujante Jack Kirby, quien por cierto, fue reclutado por el ejército y combatió en el frente europeo.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los superhéroes fueron cayendo en el olvido. El Capitán América duró hasta 1950 cuando el cómic fue cancelado al llegar al número 75. Al finalizar la serie, el título se había modificado a Captain America’s Weird Tales (algo así como Las Extrañas Aventuras del Capitán América) y nuestro héroe ni siquiera aparecía en el último ejemplar. Pero los superhéroes son difíciles de matar, así que en 1954 fue revivido por tres números (76 al 78) y el buen capitán fue convertido en perseguidor de comunistas. A pesar de la Guerra Fría, nada pudo evitar que la serie muriera de nuevo por falta de imaginación.

En 1964 Marvel revive al Capitán América en las páginas de Avengers # 4, dibujado de nuevo por Jack Kirby y guión de Stan Lee, explicando que en su última aventura, al finalizar la Segunda Guerra Mundial (de un plumazo se borró sus aventuras de los 50), el héroe cayó a las gélidas aguas del Mar del Norte y sobrevivió en “animación suspendida” mientras el mundo lo creía muerto. Para 1968 el Capitán tenía de nuevo una serie propia.

Durante los años 70 EEUU vivió el penoso incidente de Watergate que involucró al propio Presidente Nixon y causó su renuncia al cargo. Un nuevo escritor de la serie, Steve Englehart llevó la desilusión hasta las páginas de Capitán América, quien en 1974 abandona el uniforme y se convierte en Nomad (nómada), para retomar su identidad cuatro números más tarde.

Protagonista de películas de baja calidad y caricaturas de pobre animación, el héroe sería considerado de segunda categoría frente al Hombre Araña, los Cuatro Fantásticos o los Hombres X. Inclusive, en el juego de video Marvel Nemesis Rise of the Imperfects (EA 2005) se muestra una secuencia donde el Capitán América es muerto por un misil.

El pasado 7 de marzo Marvel Comics emitió un boletín anunciando la muerte de Steve Rogers, alias Capitán América. Afirman que es una reacción a los eventos que han ocurrido en EEUU desde el 11 de septiembre de 2001. Quizás el héroe muera y quizás reviva. Puede ser que alguien más tome su lugar. Pero lo que no es casualidad es que las grandes crisis del gobierno estadounidense se reflejan en su cultura popular, y los cómics no son la excepción. El Capitán América no sólo es la suma del patriotismo norteamericano, es un reflejo de sus aspiraciones e ideales. En consecuencia, cuando el sistema político que sustenta el american way of life entra en crisis, el personaje sufre problemas de identidad, lo que obliga a editores y guionistas a buscar que la importancia del icono permanezca, aunque eso signifique la muerte del héroe.

Descanse en paz Steve Rogers.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Monos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: