Supermán: Imperio y tragedia

Portada de Superman 654 DC Comics

Supermán inicia

La historia del personaje inicia durante la época de la depresión económica norteamericana. Dos adolescentes que vivían en Cleveland en 1933, Jerry Siegel (estadounidense, hijo de inmigrantes lituanos) y Joe Shuster (canadiense), jugaban con la idea de contar la historia de un ser de poderes excepcionales.

Entusiasmados esbozan un par de aventuras de su personaje a quien ya denominan Supermán, y cuya primera encarnación es como villano. En 1935 consideran que Supermán podría interesarles a las historietas de los periódicos. Siegel escribe y Shuster dibuja varios episodios y los envían a distintos rotativos. Sin embargo, a nadie entusiasma la historia de un superhombre inverosímil.

Por ese mismo tiempo, nacía en Norteamérica la revista de historietas o comic book, y Siegel y Shuster deciden remitir su personaje a las nacientes editoriales sin ningún éxito. Dos empresarios, Harry Donenfeld y Jack Liebowitz, probaban suerte en el mundo de los comic books y a través de su compañía National Periodical, lanzan al mercado la revista Action Comics, pero les hace falta material. Buscando historias para completar la revista se encuentran con Supermán y deciden incluirlo en el número inicial.

Como la historia original estaba destinada a las tiras de los periódicos, Siegel y Shuster tuvieron que cortar y volver a pegar toda la historia para el nuevo formato de la revista, ya que no había tiempo para dibujarla de nuevo. En 1938 Action Comics #1 vendió lo que ninguna revista hasta ese momento, con el transcurso de los años su tiraje llegaría a más de un millón de ejemplares por número.

El Imperio de los Supermanes

Con el éxito de Supermán, las editoriales empezaron a crear una pléyade de nuevos héroes. Así nacen Capitán Marvel, Terror Negro, Hombre Plástico, Capitán América y muchos otros. Para asegurar los derechos de Supermán, National Periodical paga a Siegel y Shuster la cantidad de $130.00 dólares.

La empresa de Harry Donenfeld y Jack Liebowitz se convirtió en líder del mercado de superhéroes al ser la casa editora de Supermán, Batman, Mujer Maravilla, Flash, Linterna Verde, Hombre Halcón, Espectro, Doctor Destino y otros más.

Muy pronto Supermán tenía su propio show de radio, dibujos animados que se proyectaban en el cine (la TV no aparecería sino en los años 50), Batman era el protagonista de seriales de cine de matiné y ambos generaban ingresos por las licencias para hacer juguetes y promover productos comerciales.

El boom de los superhéroes, que duraría hasta fines de los años 40, incentivó a Siegel a crear otras versiones de Supermán, y le propuso a National Periodical contar la historia de Superboy, es decir, la vida de Supermán cuando era joven. La editorial rechazó la idea, pero tras ser reclutado Siegel en 1943 para ingresar al ejército de los Estados Unidos por la Segunda Guerra Mundial, en 1945 se empezaron a publicar las aventuras de Superboy. Esta acción acrecentó el disgusto de Siegel y Shuster y daría lugar al primer litigio de los autores contra la empresa.

Mientras tanto, National Periodical, era la mayor beneficiaria de la industria consolidada por Supermán. Tan solo en 1940 reportaba ganancias por $75,000.00 dólares (un comic costaba 10 centavos de dólar). En los años siguientes Supermán tendría un show de televisión, una obra de teatro, aparecería en caricaturas propias y con los Superamigos, estelarizaría cuatro super producciones de Hollywood, tendría una nueva serie de dibujos animados, videojuegos, figuras de acción y actualmente aparece en la caricatura Liga de la Justicia Ilimitada. Sus aventuras han sido traducidas a casi todos los idiomas. En México Editorial Novaro comenzó a publicar Supermán en marzo de 1952 y actualmente lo publica Editorial Vid.

Con el paso de los años National Periodical cambiaría a DC Comics y actualmente forma parte del conglomerado de empresas AOL-Time/Warner.

La interminable tragedia de Supermán

La historia de Supermán es una de tragedia. Tanto el personaje de ficción como sus creadores y los actores que lo han interpretado parecen envolverse en un rito trágico:

  • Supermán es el último sobreviviente del planeta Kryptón, en el cual murieron sus padres. Al llegar a la tierra es adoptado por los Kent quienes (en la historieta original) mueren también.
  • Cuando Jerry Siegel estudiaba la preparatoria, un ladrón asaltó la tienda de ropa de su padre y lo asesinó. El homicidio quedó impune.
  • A pesar de tener un trabajo en el que ganaban 10 dólares por página, al entablar demanda contra DC Comics, el trabajo disminuyó al grado de que Joe Shuster tuvo que irse a vivir con su hermano, donde gradualmente fue quedando ciego, y Jerry Siegel tuvo que empezar a trabajar como cartero.
  • En 1975, previo al estreno de Supermán (dirigida por Richard Donner), Siegel llamó la atención de la prensa internacional al lanzar una maldición contra la película como protesta por el mal trato recibido durante años por Jack Liebowitz y DC Comics. Como resultado de ello, compañeros artistas lanzaron una campaña que logró que la empresa asignara una pensión vitalicia a cada uno de los creadores y les reconociera la autoría de su obra en cada publicación, película o dibujo animado que llevara a su personaje. Shuster murió en 1992 y Siegel en 1996.
  • George Reeves, el actor que encarnó a Supermán en la serie de TV de los años 50, se suicidó en 1959 tras la cancelación del show. Christopher Reeve, el actor de la película de 1978, quedó paralizado del cuello hacia abajo tras una caída de caballo en 1995. Murió en 2004. Margot Kidder, la actriz que personificó a Luisa Lane en la misma película, sufre desorden bipolar, lo cual la ha involucrado en escándalos públicos.
  • Michael Siegel, hijo del primer matrimonio de Jerry Siegel, murió el 17 de enero de este año, resentido con su padre pues siempre se creyó abandonado por él.

¿Quién es el dueño de Supermán?

Con la publicación en 1945 de las aventuras de Superboy, Siegel y Shuster decidieron demandar a DC Comics en 1947 por violación a los derechos de autor. El Juez neoyorquino Addison Young decidió que la empresa no tenía derecho a publicar Superboy sin el consentimiento de sus creadores. Pero en lo concerniente a Supermán, sostuvo que Siegel yShuster habían cedido los derechos a DC Comics. Ambas partes apelaron y en mayo de 1948 llegaron a un arreglo en el que los creadores recibieron $100,000.00 dólares.

A principios de los 70 se inició una nueva disputa legal sobre la renovación del copyright de Supermán. El fallo inicial reconoció que el personaje no había sido creado a petición de la empresa, sino que ya había sido definido antes de contactar a DC Comics para su publicación. Sin embargo, en la apelación de 1974 se decidió que el personaje pertenecía a la editorial y no a sus creadores.

En 1975, tras la carta de “maldición” de Siegel, los creadores recibieron una pensión anual de $10,000.00 dólares y el reconocimiento de la autoría de Supermán; pero a cambio de admitir que Warner (la dueña de DC Comics) era la única propietaria de los derechos sobre el personaje.

En 1997 Joanne Siegel (segunda esposa y viuda de Jerry) y su hija Laura Siegel Larson notificaron la terminación del uso del copyright sobre Supermán a favor de DC Comics a partir de 1999. Ante la negativa de la compañía, entablaron demanda en 2004. Un sobrino de Shuster (quien nunca se casó ni procreó hijos), Mark Warren Peary, también notificó a DC Comics la terminación del uso del copyright en 2003.

Además, en 2002, tanto Joanne como Laura Siegel, notificaron la terminación del copyright de Superboy, y el 23 de marzo de 2006, el juez Ronald Lew resolvió que a partir del 17 de noviembre de 2004, Joanne y Laura Siegel han recuperado los derechos sobre Superboy y tienen derecho al pago de regalías. DC Comics anunció que apelaría el fallo. Lo anterior sería irrelevante en términos de los cómics que pueda vender Superboy, pero si tomamos en cuenta la exitosa serie de TV Smallville, que narra la historia de un joven Supermán, las regalías pueden llegar a ser millonarias.

La notificación de la terminación del copyright de Supermán por parte del sobrino de Shuster entraría en efecto a partir del 2013, así que habrá que esperar para saber quién se quedará con los derechos del hombre de acero.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Monos

One Comment en “Supermán: Imperio y tragedia”


  1. crisis economica…

    Gracias por la informacion!…


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: